Tarta fría de fresas

La fresa es una de las frutas más populares y gustadas. Implementarla en los postres siempre ha sido un éxito seguro por su rico y cítrico sabor. Que mejor postre que la tarta fría de fresa para preparar en una tarde con buenos amigos. Excelente para compartir entre tus seres queridos es un dulce que de seguro los deleitará y que te harán sentir como toda una chef repostera.
Es por esto que hoy te enseñaremos una rápida y fácil receta de tarta fría de fresas en la que no necesitarás horno. No cabe duda que quedarás encantada con esta preparación.

Ingredientes
180gr de galletas tipo maría
100gr de mantequilla sin sal
350gr de fresas
200ml crema para batir
150gr de azúcar
250gr de queso crema
1 cucharada de gelatina en polvo sin sabor
45ml de agua fría
Mermelada

Base de la tarta
Para hacer la base de la tarta empezaremos por triturar las galletas maría. Luego las echamos en un bowl junto con la mantequilla previamente derretida y revolvemos hasta que se mezclen bien.
Después buscamos un molde desmontable y colocamos toda nuestra mezcla de galletas al fondo presionando muy bien para crear una base firme y compactada. Hecho esto la llevamos a la nevera durante 15 minutos para que obtenga más firmeza.

Relleno y cubierta de la tarta
Mientras nuestra base está en la nevera vamos hidratando nuestra gelatina en polvo agregando el agua y removiéndola. La dejamos reposar durante 10 minutos y después la llevamos al microondas para que se caliente y adopte una textura líquida.
Ahora licuamos las fresas y agregamos la gelatina previamente preparada. Mientras en un bowl aparte colocamos el queso crema con el queso crema y empezamos a batir agregando el azúcar hasta lograr una mezcla cremosa y densa.
Nuestra mezcla ya está lista para agregarle las fresas y gelatina revolviendo poco a poco para asegurarnos de tener una combinación aireada.
Por ultimo vertemos nuestra mezcla anteriormente realizada en el molde con la base de la tarta y la llevamos al refrigerador durante 15 minutos para que la superficie se endurezca.
Ya tenemos lista nuestra tarta, lo que resta es decorarla con mermelada y desmontarla para disfrutar al máximo. La tarta fría de fresas es realmente un complemento perfecto para toda ocasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *