Acaramelada tostada francesa

Para el desayuno siempre deseamos algo ligero pero sabroso, pues se trata del primer bocado del día y debería alegrarnos la mañana. Por lo mismo, hoy te traemos uno de los mejores platos que se han gestado en Francia, para que lo prepares cuantas veces quieras. Se trata de la acaramelada tostada francesa, que te dejará con el paladar satisfecho y tu estómago contento, porque además es saludable.

Los ingredientes que alegrarán tu desayuno
Reunir los ingredientes no te tomará mucho tiempo de búsqueda, se trata de cosas que normalmente usas para preparar tus desayunos. Por lo mismo, te invitamos a anotarlos para que desde hoy seas un fiel seguidor de la acaramelada tostada francesa. No eres el primero en querer aprender su preparación, y tampoco serás el último, muchas personas ya lo han aprendido.

4 tajadas de pan.
2 huevos.
3 cucharadas de leche.
Canela.
1 manzana, cortada en tajadas finas.
Queso crema.
Salsa de caramelo espesa.
Sal a gusto.
Esencia de vainilla.

Bañando nuestros panes con la rica crema
Para poder contar con esta rica tostada sobre tu mesa, lo primero es batir los huevos con la leche en una taza. Mientras lo haces, puedes agregar un poco de canela y esencia de vainilla, que le concederán a las tostadas un sabor único y delicioso. La mezcla debería quedar como una crema líquida, que posiblemente te tiente a probarla, pero no lo hagas aún.
Cuando tengamos lista nuestra crema gustosa, colocaremos las rebanadas de pan en una taza amplia y plana. Esto lo hacemos para poder bañarlas con la crema que hemos preparado, hasta que queden bien remojados; pero no tanto como para que se deshagan.

El momento de dorar los panes
Para el momento en que nuestros panes estén remojados, calentamos la sartén con mantequilla derretida. Es importante que no doremos las tostadas con aceite, o estropearíamos el desayuno por completo. Posterior a eso, ponemos a dorar las rebanadas de pan sobre la sartén, y cuando las volteemos por primera vez, ha llegado el momento de rellenarlas.
Sobre dos de las rebanadas vamos a colocar una capa de queso crema, tanta como queramos degustar, porque a todos nos encanta. Luego colocamos las tajadas de manzana, que también serán cubiertas con queso crema. Sobre las otras dos rebanadas de pan vamos a esparcir la salsa de caramelo, hasta que se vean jugosas, para finalmente tapar con estas últimas las otras dos rebanadas de pan.
Ya por último, esperemos que se dore bien por ambos lados nuestra acaramelada tostada francesa, sin dejarla quemar. Lo que queda después, es servir y comer este regalo culinario que se nos ha regalado desde Francia, cuna de buenos chefs y poetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *