Recetas de gelatinas con leche condensada

La gelatina desde siempre ha sido un postre preferido por las personas en distintas áreas del mundo. En la actualidad, existen varias formas e ingredientes, uno de ellos la leche condensada. En las próximas líneas te mostraremos recetas de gelatinas con leche condensada.

Formas más habituales
Las principales formas en la que las gelatinas se preparan con leche condensada son las de mosaico y cubos. Por lo que, brindan un aspecto y color único a este grandioso postre. Las personas suelen modificar esta receta con diferentes tipos de frutas y productos, pero su realización es la misma.
Otra de las recetas de gelatina con leche condensada es con chocolate y fresa, dándole un sabor y visualización diferente a la acostumbrada.
Ingredientes para realizar gelatina con leche condensada
Tener los ingredientes completos suelen ser muy importantes para la realización de la misma. Por esta razón, se necesitan 4 tazas de agua fría y 4 para ser calentadas, 12 cucharadas de gelatina sin sabor, azúcar, leche líquida, acido cítrico y el toque fundamental de la leche condensada.

Procedimiento para la realización de la gelatina
En primer lugar, se debe hidratar la gelatina sin sabor con el agua fría para agregar el azúcar hasta calentar con el agua hirviendo. Después, se añade el acido cítrico hasta unificar la gelatina.
Una vez realizado estos procedimientos se procede a colocar la leche condensada y se deja calentar sin hervir durante unos minutos. En este mismo sentido, se une la mezcla de gelatina previamente realizada.
En este momento, se ubican los diferentes envases donde serán colocadas las gelatinas, se les agrega la esencia y se aplican los diversos colores a nuestro postre. Finalmente, se lleva a la nevera unos 30 minutos y ya estará lista para ser probada.
Por último, mediante las diversas técnicas empleadas para la preparación de la gelatina con leche condensada pudimos percatarnos el grandioso sabor que proveen estos deliciosos ingredientes. De manera que, al momento de tener una fiesta, querer realizar un regalo o simplemente querer algo para merendar esta receta resulta una excelente opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *